¿Es bueno correr o caminar por la playa?

Con la llegada del verano y las vacaciones es fácil ver la playa plagada de personas caminando por la orilla o practicando deporte, pero ¿es recomendable dar paseos o correr descalzos por la playa?

Nuestros fisioterapeutas de Aequilibrium nos aclaran las dudas para evitar hacer una práctica desaconsejada que después pueda ocasionarnos problemas o molestias.

 

Además de las precauciones que ya hemos comentado en post anteriores (evitar las horas centrales del día cuando la temperatura es elevada y la arena está caliente, usar protección solar y gorra e hidratarnos correctamente) debemos tener en cuenta que no es lo mismo caminar o correr por la arena blanda o por la orilla donde la arena es compacta.

 

La arena blanda resulta más inestable e irregular por lo que al caminar descalzos por ella, nuestra musculatura deberá hacer un esfuerzo mayor para así mantener la estabilidad, especialmente en las articulaciones de nuestros tobillos, algo que puede ser beneficioso para rehabilitar y fortalecer ciertas estructuras, pero en otros casos puede resultar peligroso, ya que se requiere una alta capacidad de amortiguación.

 

Si de forma habitual utilizamos calzado de tacón, al caminar descalzos por la arena vamos completamente planos y nuestro talón se hunde, generando una tensión mayor en toda nuestra musculatura posterior lo que puede llegar a generarnos algunas lesiones como fascitis plantar, sobrecargas en gemelos, problemas en tendón de Aquiles, etc…  

 

Lo mejor para caminar o correr es hacerlo por la orilla, donde la arena es más consistente y los pies se nos hundirán menos, tendremos menos inestabilidad y por lo tanto ejerceremos menos tensión en nuestra musculatura. Elige una playa lo más llana posible, ya que algunas orillas no son firmes, tienen desniveles y nos obligan a realizar gestos descompensados que pueden desencadenar en lesión.

 

Si hablamos de correr, lo mejor es hacerlo con calzado y también por la orilla, fortalecerá tus tobillos y trabajarás las piernas con mayor intensidad.

 

Para correr descalzo necesitas tener un nivel medio-alto, es cierto que trabajas con mayor intensidad tu tren inferior pero necesitas tener una musculatura fuerte y mucha técnica. Evita correr por la arena si has sufrido una lesión reciente en rodillas o tobillos.

 

Practicar deporte en la playa mejora la respiración, ayuda a quemar mayor cantidad de calorías y nos permite ejercitar también nuestra mente, pero es importante evitar correr riesgos innecesarios.